91 659 07 42 afyc@afyc.es

El 7 de julio se celebra el Día Internacional de la Conservación del Suelo. El suelo es el soporte sobre el que se establece la vida del planeta y que vive en equilibrio con el resto del medio ambiente. 

Sin embargo, cuando hablamos de problemática ambiental, la pérdida de este suelo útil no se trata como uno de los elementos principales a tener en cuenta. Se priorizan elementos tales como el calentamiento global, la destrucción de la capa de ozono, la contaminación atmosférica o la deforestación. Este razonamiento no es del todo coherente, puesto que que el suelo es el receptor de mucha de las consecuencias negativas que acontecen a otros sistemas del medio natural.

Además, esta degradación progresiva hace que la “pérdida de vida en el suelo” nos amenace con una menor disponibilidad de recursos derivados de la tierra, pérdida de biodiversidad o riesgos para muchos de los asentamientos y construcciones llevadas a cabo por el ser humano.

En este punto, cabe mencionar que existen muchas herramientas de gestión para evitar esta pérdida de cobertura vegetal y nutrientes  que facilitan la vida en nuestros ecosistemas:

-Evitar la deforestación y pérdida de la cobertura vegetal de los suelos.

-Evitar la sobreexplotación y malas prácticas agrarias (compactación por uso de maquinaria, contaminación por químicos, etc.)

-Realizar una correcta planificación urbanística y buenas prácticas en construcción en general

Esperemos que la celebración de este día sirva para recordar la importancia que tiene el suelo como elemento clave  para la continuidad de vida en el planeta.