91 659 07 42 afyc@afyc.es

El pasado día 5 de diciembre se ha celebrado el Día Mundial del Suelo, promovida por la Organización de Naciones Unidas bajo la campaña “Mantengamos vivos el suelo, protejamos la biodiversidad del suelo“.

Es necesario que entendamos de la importancia del suelo, ya que en muchas ocasiones no se le da la importancia requerida y queda eclipsado por otros aspectos ambientales que están “de más actualidad”. Debemos ser conscientes que el suelo es el medio donde se desarrolla gran parte de la vida de nuestro planeta y que, de manera muy resumida, cumple con estas funciones vitales:

  • Es la fuente de suministro de materias primas y alimento para buena parte de los seres vivos.
  • Es un elemento de equilibrio entre los diferentes ecosistemas: puede filtrar, amortiguar y transformar materiales entre la atmósfera, la cubierta vegetal y el nivel freático. 
  • Es el soporte de la vida vegetal y animal, en otras palabras, es la fuente principal de la biodiversidad de ecosistemas.

La problemática actual que está sufriendo el suelo está estrechamente relacionada con la actividad del ser humano. Usos intensivos del suelo,  malas prácticas agrícolas o talas indiscriminadas están provocando un proceso constante de erosión, desertificación, contaminación de niveles superficiales y capas freáticas, etc., es decir, una pérdida de suelo fértil que amenaza con complicar progresivamente el equilibrio de los ecosistemas del planeta.

Que la celebración de este día nos ayude a aumentar nuestra sensibilización y cuidado de este bien tan limitado.