91 659 07 42 afyc@afyc.es

Recientemente, se ha publicado la Estrategia de España de Economía Circular “España Circular 2030”, que marca las líneas estratégicas desde el ámbito de la Unión Europea en materia de sostenibilidad, y queda ligada a la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible y los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

A grandes rasgos, se pretende pasar del actual modelo económico lineal (usar-consumir-tirar) a un sistema que permita mantener durante el máximo tiempo posible en nuestro tejido productivo y de consumo los productos, materiales y recursos que se necesitan en todo el proceso de producción y uso/consumo.

Además, cabe mencionar que esta nueva estrategia abarca a otros aspectos y ámbitos muy interesantes de manera transversal. Se quiere actuar, entre otros, sobre: la protección y mejora del medio ambiente, la descarbonización de la economía, la protección de la salud, la racionalización y eficiencia, la participación pública y cooperación , la mejora de la competitividad económica , etc. Es decir, se pretende incluir el análisis de ciclo de vida en cada una de las etapas de nuestro sistema productivo y de consumo.

La estrategia “España Circular 2030” se desarrollará mediante el desarrollo de planes trienales, en los que jugarán un papel fundamental las comunidades autónomas y las entidades locales, a nivel de implantación de políticas y estrategias comunitarias, desarrollo de agendas sectoriales, y seguimiento de los indicadores clave que nos permitan medir la eficacia de las acciones llevadas a cabo.

Por último, debemos hacer una reseña a los objetivos que se han marcado para 2030 dentro de la estrategia:

-Reducir en un 30 % el consumo nacional de materiales en relación con el PIB, tomando como año de referencia el 2010.
-Reducir la generación de residuos un 15 % respecto de lo generado en 2010.
-Reducir la generación residuos de alimentos en toda cadena alimentaria: 50 % de reducción per cápita a nivel de hogar y consumo minorista y un 20 % en las cadenas de producción y suministro a partir del año 2020, contribuyendo así al ODS.
-Incrementar la reutilización y preparación para la reutilización hasta llegar al 10 % de los residuos municipales generados.
-Reducir la emisión de gases de efecto invernadero por debajo de los 10 millones de toneladas de CO2 eq.
-Mejorar un 10 % la eficiencia en el uso del agua.

Sin duda, estamos en momentos de cambios profundos y de transformación de nuestras empresas, pero también es un momento en el que nuestras conciencias deben asimilar la necesidad de cambios en nuestros hábitos de vida y consumo que permitan que nuestro planeta mejore su maltrecha salud actual.